lunes, 23 de marzo de 2009

Into the Wild.

Ya no me excuso mis amigos, tenemos al blog muy desatendido. Inclusive uno ya olfatea, como otras tantas cosas, su propia muerte. Pero en este caso en particular, ocurrió que estuve toda la semana anterior en Londres hueveando. Nos deleitamos con Les Miserables (obra magnifica de Víctor Hugo que leí y que luego observe en tele), y lloramos hasta el fin de los tiempos con su triste y esperanzadora escena final. Caminamos por los maravillosos parques, cruzando conversaciones de filosofía y explicando si la devoción por el culo femenino es una idea universal.
Ahora bien, a todo esto: que quilombo de nuevo hay en la pampa gaucha. La estructura mafiosa de los Kirchner choca contra la estructura mafiosa corporativista de Clarín. El campo que mete las narices. Moyano con su sindicalismo de poder vertical patriarcal empieza a gestionar el clima aspero que se respira en ese infierno de azufre llamado conurbano. Macri que promete mas asfalto donde haya escuelas. El colo ya se va de la coalición sin que haya existido (es como renunciar sin empezar a laburar) y Felipito Sola demuestra una vez que es un completo imbecil. Hopefully, la tan ética Civic Coalition sera para no ser, esto es, gobernar sin que te dejen gobernar. Argentina, filosofía practica del eterno retorno. Como me dijo un amigo: "este país ya esta jugado. Solo tenemos que no mirar atrás". Y por supuesto, para mi, ya empezaste a ser un recuerdo.

4 comentarios:

Facundo dijo...

No nos deje Alex! Lindahl y Ud son de lo mejor de la blogsfera!

Erik Lindahl dijo...

Alex, a mi me tiene hasta las bolas el trabajo, pero volveré.

Alex De Large dijo...

No se preocupe camarada, yo lo cubro con placer. Ocurre que postear (y asiduamente) es una virtud que a veces estoy lejos de ostentar. A veces se siente el fin, como tantas otras cosas en la vida.

Erik Lindahl dijo...

Le recomiendo "Nothing to be frightened of", de Julian Barnes. librito corto y contundente sobre la muerte.