viernes, 20 de junio de 2008

Sobre tratados pasados (II).

Dicen que si la felicidad seria cuantificable, el valor de esta seria muy parecido a las incógnitas de un sistema de ecuaciones lineales. Ambas, sin constante, son iguales a cero.
La dinámica moderna es un tanto confusa. Pero aunque no veamos ese elemento contante dentro del sistema, no significa que este no exista. Son los tiempos líquidos, diría Bauman, donde el capital dejo de ser esa máquina inanimada atornillada al suelo para ahora viajar en un maletín de un lugar a otro. Digámoslo de una vez: Productores y consumidores ejercitan la paralaje como un digno aeróbico, esto es, intercambiando roles. Pero es en definitiva, la propia dinámica del sistema, cambiando la contante endógenamente cada milésima de segundo con el fin de continuar el sistema.
Llegado al caso, no corrió la misma suerte el sistema de producción comunista. Ponderando más la producción que el consumo, se encargo de distribuir los roles estáticamente: usted es productor, y usted es consumidor, nada de cruzarse las aguas. Distribuidos y ponderados los roles, la producción se encargo de brindar bienes y servicios inútiles que nadie necesitaba. Se fijo una constante dentro de un sistema que arrojo un resultado incompatible, resultando, necesariamente, en la destrucción del mismo.

6 comentarios:

Ana C. dijo...

Esto es medio fuera de lugar, pero tendrías que cambiar la plantilla. Se me cae Firefox cada vez que entro, o se pone muy lento, lo que funciona como una flor de barrera a la entrada. Creo que si no fuera así, leería este blog con más frecuencia.

Un saludo

Alex De Large dijo...

Vere que puedo hacer para solucionar el asunto, otra gente me ha realizado comentarios por el mismo motivo. Hare lo posible para nos visite mas seguido ANa C.

Alex.

oti dijo...

Alex, el asunto de las naciones ex comunistas es, por medio de la tenología adecuada, reconvertir y tornar útil para la sociedad civil la industria de bienes de capital e infraestructura que habían alcanzado.

No era suprimir y tirar por la borda todo ese desarrollo porque era inútil, y dedicarse a explotar y exportar recursos naturales, como les aconsejaron los occidentales del FMI.

Alex De Large dijo...

Oti:

Se extrañaba su presencia por aqui. Mire, yo apunto a otra cosa.

Lo que usted dice es efectivamente asi. Pero el post hace referencia la economia sovietica post Stalinista.

Quiero decir: Posiblemente, a mediados de los setenta, la economia sovietica continuo con la linea de produccion propuesta por Stalin. El sistema, agotado, apoyando en exceso al capital y no al consumo, necesitaba de un giro de 180 grados para continuar reproduciendose. Como esto no paso, posible mente por ser una contradaccion con el modelo propio, el sistema colapso. Tal vez, tardo 20 años en colapsar, pero al fin de cuentas, fue una cuestion de tiempo. Yo quiero remarcar eso, la estatica y no dinamica panacea comunista que termino en su propia destruccion.

Saludos, el tio ALex.

oti dijo...

¿No será que el capitalismo moderno tiene como argucia cambiar continuamente esa constante para que en realidad no se vea cuál es la verdadera constante que lo lleva a su fin?

Alex De Large dijo...

Suena a bastante a Rosa Loxemburgo, pero bueno, es valido tambien y siempre posible. Yo soy de los que creen poco en las conspiraciones sistematicas.