viernes, 10 de octubre de 2008

Se hicieron pobres; Se haran ricos.

Cuando la cosa estaba en baja, recomendamos comprar, porque a los precios de ese momento la comparación intertemporal nos daba un ratio de precios relativos favorables. Las opciones también eran un buen negocio.
Ahora, la situación es otra, y es peor aun en este sentido: si antes había que comprar mucho, ahora hay que comprar más, de todo, pero absolutamente todo. Es una especie de proceso Darwinista. Los que tenían que quebrar (bien porque su situación era insostenible o porque no recibió la bendición gubernamental, o ambas) ya lo hicieron. Esta crisis ya se creo su cantidad natural de pobres, ahora se crearan nuevos ricos. En cuanto el avión pase la zona de turbulencia, esperemos subas del 300% en cuestión de semanas. El que arriesgo, se hará rico, literalmente.
Si en el fondo el sistema sobrevive, Cual es el verdadero riesgo? Claro, que mis activos sean un Lehman Brothers. Pero eso fue error, no Lehman, sino dejarlo caer. Un experimento fuera de momento y lugar, un “a ver que pasa” cuando la respuesta era obvio. Después vino todo lo que vino, por experimentar con algo que por supuesto, era evidente. Aprendida la lección y fresca en la retina, créame, que los medianos y pequeños permanecerán con vida. Un ajuste (doloroso si) por haber violado la condición de Ponzi, nada mas.

2 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Debe ser como Ud. dice. En algún momento los billetes vuelven a adquirir papeles y activos.. pero hasta que ocurra, cunde el temor !

Alex De Large dijo...

Hagamos lo que se debe Mr U: Mientras no haya evidencia sobre la que remitirnos, saquemos provecho de la histeria colectiva sin sustancia.