viernes, 4 de septiembre de 2009

Futbol (II) Centralismo.

En una discusión acalorada sobre los derechos de futbol (escribí un artículo que usted lector podrá leer en la Brando de este mes) con un colega alemán, este me formulo la siguiente interesante pregunta: desde el punto de vista de la eficiencia ¿es mejor que los clubes se nucleen (estilo AFA) y negocien o que lo hagan de forma independiente?
Vaya pregunta, no lo sabía. Al rato di con una respuesta motivada desde el lado de teoría económica. Los clubes son productores monopólicos de un único bien: River produce partidos de River y Atlético de Tucumán produce partidos de Atlético de Tucumán. No existen substitutos. Si todos los clubes se juntan y dejan que la AFA negocie el precio a cobrar por cada partido de cada club estamos en una situación como la siguiente. Imaginemos un mundo donde solo existe River y Boca. La AFA tomara en cuenta que el precio de los partidos de River afectara el precio de los partidos de Boca. Lo que está ocurriendo es que la demanda por partidos de futbol (por ejemplo, una empresa que quiere comprar los derechos) es complementaria. La empresa (o ahora el estado) quiere comprar no solo partidos de River sino también de Boca. Aware of this, la AFA mantiene el precio de los partidos de River suficientemente bajos como para expandir la demanda por los partidos complementarios de Boca, y por tanto aumentar el beneficio que genera los partidos de Boca asi como los de River.
Supongamos alternativamente que la AFA no existe y que ahora River y Boca negocian con la televisión de manera independiente. En este caso, como a River no le importa si su precio afecta o no los beneficios de Boca, elige un precio solo tomando en cuenta su función objetivo. En este caso, el precio que elige River es más alto que aquel que había elegido la AFA, esto es, cuando los clubes actuaban conjuntamente. En este caso el precio cobrado por River y Boca es más alto, la cantidad de partidos transmitidos* es más baja, y los beneficios de cada uno de los clubes son también más bajos.
Lo que está ocurriendo es un simple ejercicio de Organización Industrial donde existen dos monopolistas que compiten en cantidades. Actuando independiente, cada monopolio elige un precio más alto (comparado al caso de colusión), produciendo ua menor cantidad. Los beneficios en este caso al igual que la cantidad total producida son menores que en el caso de si eligen cooperar. Actuando independiente, los dos monopolios se perjudican así como también lo hacen los potenciales compradores que enfrentan precios más altos.
Podemos decir entonces, que en equilibrio, siempre conviene tener una AFA. El precio que se paga por partido es menor (desde el punto de vista del consumidor esto es bueno), la cantidad total de partidos “producidos” es más alta y el beneficio de cada uno de los clubes es mayor comparado al caso donde cada club negocia por su propia cuenta.
Tal vez lo anterior expuesto resulte poco obvio para el lector no instruido en algun curso de microeconomia intermedia u organizacion industrial. Pero para el economista medio, el resultado le parecera obvio.
*Estamos suponiendo que si, por ejemplo River, juega 10 partidos, la television puede comprar unidades enteras del mismo: un partido, dos partidos, tres partidos... hasta diez partidos.

5 comentarios:

Elemaco dijo...

ok, ahora suponga que hay no son monopolios y que hay interaccion estrategica entre ellos! (p.e. compiten a la bertrand) ¿Sigue teniendo sentido?

Anónimo dijo...

lo que decis de otra forma es la justificacion de la existencia de ATT en los 20s, que, como todos sabemos termino en Carterfone del 64, por, falta de innovacion basicamente.

o, en otro lenguaje, queres Boca River, entonces tenes que tener Calamuchita Pirane, pero, sino te obligo a transmitirlo en el mismo horario, terminas en Boca River en horacio central y Calamuchita a las 2 de la mañana en martes, con lo cual seguis preso del Boca etc.

la verdad, como el fulbo no me interesa en lo mas minimo, que gasten plata en fulbo, nado sincronizado o cosas por el estilo esta mal, muy mal, absolutamente mal, si alguien quiere fulbo, que se pague el deco, si alguien quiere natacion sincronizada, que pague la beca de los nadadores, o, cual es la externalidad que me beneficia a mi como no espectador todo este lio?

saludos

ayj

Alex De Large dijo...

Ayj: No le gusta el futbol? Usted esta mal.

Ele: Si entiendo bien lo que me queres decir, tendriamos que suponer que ya no hay monopolio. Se me ocurre, por ejemplo, el partido del domingo que puede ser producido por River o por Boca. En ese caso, tendriamos un bien con dos firmas que lo producen. Si compiten en precios y los costos mg son iguales (tal como enuncia la teoria), el precio a pagar es el que resulta del equilibrio competivio, o sea, p=c. Pero esto no me parece cool, porque la gracia del futbol es justamente que cada club es un monopolista.

Le pancheu dijo...

hay algo que espero uds economistas puedan explicar. Los clubes en caracteres de clubes usualmente no rinden cuentas a nadie, al contrario de lo que quizo implementar el Bigoton Mauricio en un momento y hacer sociedades anonimas, los clubes ahora se manejan (segun veo) sin control alguno. Y de hecho para que controlarlos, si recordamos como comenzo todo este meollo tengo la impresion que fue porque los clubes quebrados pidieron mas plata a la salvadora television para pagar sueldos. Sueldos que no pueden pagar no culpa de la inflacion sino de malos manejos.
Don Humberto siempre acostumbrado a pagar en vez de castigar hizo lo predecible (por algo es el ferretero mas rico del mundo). Aqui mi pregunta, ahora que ese dinero proviene del estado y no de un grupo que me chupa 2 huevos como Clarin. Quien va a auditar a estos clubes? como se regula la plata que el estado les entrega? quien controla este manejo, existe algun caso similar con otras instituciones? Desde mi estado economico analfebeto, me resulta poco logico el estado entregando dinero a instituciones que no tienen que rendir ningun tipo de cuenta por lo recibido.

Alex De Large dijo...

Pero eso mas que economista, es un sentido comun que se aplica a cualquier sociedad mao meno' seria mi estimado Pancho.