miércoles, 13 de septiembre de 2006

Pienso lo que es, y lo que no es no lo pienso

No la veo, ¿que queres que te diga? El grafico a continuación capta la dinámica de las exportaciones Argentinas. El debate ya lo iniciaron los chiflados y abuelo económico.


No me imagino una Europa libre de tarifas. Las plantaciones bananeras de Tenerife prácticamente obtienen su renta de los subsidios estatales, sin subsidio, plantar bananas no es negocio. La política de la isla, bancada por el estado nacional, es mantener el empleo. Toda la zona agraria española es subsidiada y protegida por aranceles, una liberalización del comercio (digamos, baja de tarifas y subsidios) erosionaría las bases de su economía social. Beneficiaria al fisco, pero al mismo tiempo aumentaría lo que ellos llaman “el paro”.
Por otro lado, el sur Francés tampoco resistiría una libre competencia. Los viñedos que ves yendo por la ruta que conecta Avignon con Montpellier subsisten pura y exclusivamente por la mano benefactora del estado. Los vinos Franceses son exquisitos, nadie lo cuestiona, pero los altos costos de mano obra y lejos de ser una economía de escala, no podrían resistir la competencia de los vinos norteamericanos (aunque sean peores). Relacionados a este punto, existe una barrera adicional que son los franceses mismos: están dispuestos a pagar más con tal de defender la industria de su país (que patriotismo).

El argumento de la OMC: Una liberalización en diversos sectores impulsarían los precios para arriba. Hablando particularmente de productos primarios, los altos costos recaerían sobre aquellos países pobres que no son productores. El remedio en este caso, es peor que la enfermedad.

Ven con Bernanke: El promedio de consumo del americano medio es demasiado alto. Una política de apertura comercial, debería al menos, aumentar el carácter competitivo del mercado y tirar los precios a la baja (si, oka, pero la liberalización mundial debería aumentarlo dijimos). Una baja en el precio de los productos importados de mi tío Joe alivia su restricción (suponiendo todo igual). No creo que un mundo donde se quiera empezar a restringir el consumo, la vía libre para los productos sea una opción de política económica.

No la veo, ¿que queres que te diga? Habrá mercados cerrados por un buen tiempo.

3 comentarios:

leamermen dijo...

coincido con lo ultimo, pero con caveats. van a seguir abiertos los mercados de europa, pero mira lo que esta pasando con china y la india. cada vez son mas abiertos (menos aranceles y subsidios relativamente bajos), y demandan cada vez mas alimentos....
mas alla del proteccinismo y los problemas de la presente ronda de la OMC, el comercio mundial crece hace cuatro anios a una tasa mayor que el PBI del mundo,.
ambas tendencias, mayor comercio mundial y demanda sostenida de alimentos, me parece van a seguir mas alla de europa y demas

leamermen dijo...

quise decir "van a seguir cerrados los mercados de europa" obviamente

Enrique dijo...

Hay mecanismos mucho menos distorsivos para proteger el agro europeo... (incluso en su versión bucólica, subsidiando la postal campestre sin deprimir los precios internacionales de los alimentos, para que la gente de la ciudad pueda seguir disfrutando del verde).

Por otro lado, es interesante tratar de entender qué piensa el hombre de a pie en el Viejo Continente. Alguna vez imaginé que la energía antiglobalizadora de Seattle iba a movilizar a los jóvenes ricos que tienen tristeza a favor de los desposeidos del Tercer Mundo... medio absurdo!

Este post está algo viejo pero sirve para seguir parte del debate.

Saludos.