miércoles, 19 de marzo de 2008

Manual básico para matar oligarcas.

El modelo de Estimulo-Respuesta fue uno de los avances más importantes en la historia de la psicología. Ante una constante aplicación de estímulos y su consecuente respuesta, se podrían armar patrones de comportamientos. Luego, serviría para indagar en la psiquis humana, en los modelos educacionales y claro, en el comportamiento económico de los agentes.
En dos años, la cantidad de carne y leche se habrá reducido a niveles cercanos a la nada misma. Por supuesto, que todo responde a estímulos que provienen de las esferas estatales y dan, una respuesta por parte de los productores. Cuando no se haya nada, o bien tendremos que acostumbrarnos a tomar leche de cabra (como pasa en las zonas áridas) o tendremos que importarla. Pagar el precio internacional, el cual necesariamente será mucho más elevado que el actual, le sugieren a esta mente perversa ciertos axiomas del clientelismo político.
Y se hizo la luz, la nueva caja Kirchnerista: los subsidios a la importación de carne y leche. No hay mejor manera de sacarse de encima a un grupo de interés que quitarle su nicho de estructura. Así lo vieron los políticos Republicanos de principios de siglo: para socavar las bases de acción obrera, había que eliminar las fábricas. Detroit, principal productor de automóviles de Norteamérica, fue la ciudad más radical y con más probabilidades de encontrar un Marxista en todo Estados Unidos. Se trata de algo muy simple y concreto: resignar creación de riqueza en beneficio de cohabitabilidad social.
Sacarse de encima a los lecheros y ganaderos tiene un costo que pretende ser reemplazado con una caja. La caja, por supuesto, apunta a financiarse con otros elementos a los cuales se desearía también eliminar pero no se hace por razones obvias. Eliminado un sector que siempre representa un conflicto para los gobiernos de bandera social, este se reemplaza por una caja otorgadora de subsidios que funciona con fines clientelares. No solo se elimino un componente molesto, sino que además fue reemplazado con un asta que permite domar el poder, donde quiera que este se encuentre.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando no se haya nada, o bien tendremos que acostumbrarnos a tomar leche de cabra (como pasa en las zonas áridas) o tendremos que ...
muy comico........

Alex De Large dijo...

y donde esta lo comico?

Anónimo dijo...

Y bueno, Heidi no murio!