miércoles, 26 de marzo de 2008

Yo? Argentino.

Soy como el perro de Pavlov. Cuando escucho sonar la campanita, ese estimulo que penetra mi sentido sonoro, conecta los cables cerebrales y devuelven baba, mucha baba. En esa fría crueldad, el proceso es doloroso. Los viejos odian a los jóvenes porque estos tienen convicciones. Pero son los tristes recuerdos del joven Alex, paradójicos. Un veinte de Diciembre estaba tirando piedras con los pibes del Nacional Buenos Aires y ocho días después, orinaba desde el balcón de mi casa a los ahorristas. Una cruz maldita que se iniciaba cada día que me levantaba, cada vez mas tarde, pues mi cuerpo sabía que en el mundo de la vigilia rara vez había algo. Mi pereza era molesta, y aunque no se justificaba, soy muy simple: uno se cansa macho.
Anhelando conseguir los últimos papeles y volar de estas pampas húmedas para siempre, el sujeto se prepara para la ultima conclusión: la Argentina, un perfecto resumen de ese algo que cayó abruptamente, que se desmorono inesperadamente y que durante toda su historia no logro ni se gratifico de nada/con nada. C’est notre histoire.
Los ricos quieren ser más ricos. Los pobres son manipulados por los sindicalistas corruptos y por el poder político de turno. En el medio de todo, discutimos pavadas, no nos entendemos, nos acomplejamos y nos vamos a las piñas. Finalmente, ese imaginario social llamado democracia sangra, perdiendo su capacidad holográfica con la cual nos mantuvo engatusados desde su creación.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"Para entusiasmarnos por el principio "Alemania, Alemania por encima de todo, o por el imperio aleman, nunca somos lo bastante estupidos"

"Alemania, Alemania por encima de todo, es quizas el lema mas insensato que se ha propalado jamas. ¿Porque Alemania-pregunto yo- si no quiere, si no representa, si no significa algo de mas valor que lo representado por otras potencias anteriores? En sí, es solo un gran Estado mas, una boberia mas en la historia" Nietzsche.

Casi lo mismo habia dicho el enorme Jorge Luis, cuando en una entrevista le preguntaban algo asi como ¿que le parece ser el gran escritor sudamericano? o algo por el estilo, dijo:

"...yo, un escritor sudamericano...que vivio en el siglo XX...en un pais que sera olvidado... ...en un siglo que sera olvidado..."

Nietzsche.

Alex De Large dijo...

Gracias Federico por traerlo al mismisimo Jorge Luis con una cita que comprime mucho de mis pensamientos.A proposito: "Democracia: es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística."

Anónimo dijo...

de acuerdo, no hay democracias. Pero existen poliarquias, numerosas poliarquias, como la nuestra.

Hoy el complejo tejido de fuerzas que forman nuestra poliarquia se ve sacudido por un terremoto, una clara y evidente lucha de distributiva, los numeros lo dicen, el fundamento es la voracidad de renta, pero lo que n odicen los numero es , racismo, odio social...etc es ahora o nunca, republica de weimar o alemania nazi?
Tristes opciones para nuestra poliarquia, yo opto por la primera.

Alex De Large dijo...

Es Weimar, totalmente. O como me gusta decir: en los sueños anarquista, en la realidad la social democracia, proyecto europeo.
El desconcierto es tal, que ya no se sabe que es mentira o verdadero, que genera mas repulsion: los oligarcas que quieren ser mas ricos, pero ojo, que los mas ricos no se quejan porque tienen tranzas con el poder, lo que nos lleva a que en definitiva, los no tan ricos son los mas perjudicados: lease, chacareros. La izquierda Argentina, como ya explique en este blog hace mas de dos años, es fuerza de choque y no proyecto. Dadles el poder y no sabreis que hacer! Son naranjas mecanicas, que van y chocas, como si hubiesen sido programados por el libro rojo de Mao. Encima, dictadores, golpistas, la unica habla legitima es la de ellos: si es democracia, se tolera la sobervia de los ricos asi como el reclamo de los pobres, sino, no es democracy.
Sin embargo, para todos aquellos que creemos que el paraiso es una biblioteca, nos gustas que el lienzo este pintado de blanco.