viernes, 15 de agosto de 2008

Va a estar bueno Buenos Aires.

Al menos para mi, y espero que para Lindahl, luego de esta fusión. Lindahl tiene el único condicional de postear lo que quiera y cuando quiera. Cierto es, que estoy convencido, de que el señor Lindahl aumentara considerablemente el nivel del blog. Yo ya he disfrutado las conversas que teníamos en los comments, ahora espero con ansias disfrutar de los posteos.

3 comentarios:

oti dijo...

Alex, respecto a lo que decís en los comentarios al post de Lindhal.

Una posición ética no es universal siempre y cuando creamos que el Universo no tiene un orden, un proceso de desarrollo, una dirección en la que se incluye el ser humano.

Si el Universo tiene dicho orden, luego, las posiciones humanas no debieran ser incongruentes con ese orden.

Por ej., si luego de 5.000 millones de años de evolución, el planeta Tierra tiene el tamaño, la forma, la calidad del suelo, oxígeno, ciencia y tecnología humana, etc., apta para sostener un creciente número de seres humanos, luego el malthusianismo sería incongruente con el orden subyacente del Universo, el cual llevó a que haya sistema solar y la Tierra.

Para el que comprende que el Universo tiene una "intención", que es la de la "mente" del Creador (Kepler, Leibniz), no hay dificultad en sostener con seguridad las posiciones éticas.

Las cosas buenas no son buenas porque las dice un código, o porque lo prescribe una religión, la moda de la época, etc. Son buenas porque, subyacentemente, son congruentes con el diseño del todo.

Y esto es una aproximación infinita. Se puede perfeccionar infinitamente esa congruencia.

La "libertad" del ser humano reside en su imperfección y en su capacidad de poder hacer el bien o el mal.

La Libertad de Dios es ser esclavo del bien. Por eso es Dios, por ser esclavo perfecto del bien. Si así no fuera, no podríamos distinguir el bien del mal por otra cosa distinta a la autoridad de quién lo dice.

El hombre, cuando hace el bien, es verdaderamente libre, siendo su esclavo (en esto imita imperfectamente a Dios), y hay conformidad con el proceso universal. Cuando hace el mal, es esclavo de su propia inhumanidad.

De allí que el Génesis habla de una humanidad (espíritu) “a imagen del Creador”. A imagen del demonio, no sería humanidad, sería otra cosa.

La verdadera libertad es el verdadero poder. La falsa libertad es el falso poder de hacer una cosa u otra según se nos venga en gana, prescindiendo de la reflexión sobre las intenciones del Universo que nos ha producido en tanto humanos.

Alex De Large dijo...

Oti: Entiendo lo que dice. Pero difiero radicalmente. He leido mucho a Leibniz, y dejeme decirle que no me convenze.

Para mi el universo no tiene orden. Simplemente el ser intenta imponer x orden sobre un mar caos. En cualquier otro universo, es posible que 2 mas dos no sea 4. No lo se, tal vez si, tal vez no. Aun mas, no sabemos realmente lo que hay ahi, en la cosa, si es una imposicion nuestra o es realmente la cosa asi, no lo sabemos.

Respecto al asunto de la libertad, en este blog me he explayado hasta bastante sobre el asunto. La invito a navegar sobre aquellos post en la que hago referencia.

Y creame, que yo creo, que dios si juega a los dados.

Lindahl dijo...

alex, al contrario, es un honor participar en este blog.