sábado, 23 de febrero de 2008

Armando lineas con el loco Houseman

Rollo se pregunta por el paco, y si en definitiva como país de cuarta nos toca la falopa de cuarta. Lo lamentable, no es que sea cierto, sino el tener que pagar muchismo por algo que en Londres o París sale poquísimo. Pero es así, como país de cuarta no solo nos toca la falopa de cuarta, sino también la literatura de cuarta. Una nueva edicion de los clasicos de Aguilar donde aquí se enunciaba como un "arme su propia biblioteca, al menos le sirve para parecer culto ante sus amigos" se trató de todas las colecciones que no se pudieron vender en Madrid. Así, cualquier lector Argento se va quedar sin su Dickens III porque este Dickens III vendió todos sus ejemplares en España, a pesar de la promesa de la edititorial. Son los terribles residuos de pertenecer a un país tercermundista, no se, me siento como el Diego puteando a los Italianos porque le silbaban el himno.

1 comentario:

Alex De Large dijo...

Por ejemplo, Cervantes II esta disponible porque no se vendieron todos sus ejemplares. Es que la obra de Cervantes empieza y acaba en el Quijote!. Algo asi como un monopolio discriminador. A cada uno, le quita su excedente.