domingo, 17 de febrero de 2008

Un tentador axioma: Los genios no deben morir.

Lo tenía en deuda, pero hacia tiempo me quería hacer tiempo para escribir sobre Dali y la oposición a la linealidad platónica. O mejor dicho, para aquellos que hemos leído la metafísica Cartesiana: ¿Cómo podemos plasmarla visualmente? ¿Alguien lo sabe? La respuesta es bien barata, o acaso, en un intento desmedido de abusar de la democracia del conocimiento podemos citarlo a Andy Chango, cuando le preguntaron cómo hacia para distinguir entre treinta mariguanas en un mundial de mariguana: “ni puta idea, es un mundial de mariguana”. Semejante afirmación proveniente de un ser extremadamente finito a causa de los químicos que se adueñaron de la maquina motriz, nos da la respuesta ¿Cómo imaginar visualmente la metafísica Cartesiana? ¿Qué diablos visualmente se entiende en Leibniz? “Ni puta idea, es metafísica” Pero diablos que no, Dali nos dio mucha visualización. Veo un cuadro de Dali y veo metafísica, como el mismo dijo: surrealismo metafísico. Te agradezco por eso, por habilitar a un sentido sensorial lo que mi mente no fue capaz de ver. ¡Semejante contradicción digna de un genio! Entrelazar los conceptos metafísica y realismo suena tan absurdo, que la deducción lógica se acabo en la primera premisa sin llegar a la conclusión. Dalí, en su paleta mágica, nos permitió superar nuestra ignorancia y llegar a comprender el absurdo sin necesidad de la conclusión. Objetos derretidos, el tiempo Agustiniano desterrado de una vez para siempre de su imperio sobre el reino de los hombres; te entiendo, no te entiendo, me alegras, me haces llorar, no te entiendo, me molesto por no entender; te entiendo, me subestimo por entenderte: te entendí, en definitiva no eras tanto. El arte no se trata de retratar lo más fielmente aquello que vemos, sino que se trata de darle una buena patada en el culo a todo a todo sistema de creencias proveniente de X estructura; de los normativos para la convivencia sistemática: la belleza no está más allá del ojo que la contempla. Te metiste en mi sueño y lo pusiste en lienzo masturbándote con una simple acuarela, le quitaste la sustancia a las “virtudes del hombre”… ¡oh por dios! Hombre genio, rompiste con la vanidad de la herencia barroca. Te sumaste al ataque narciso de la humanidad, te agrego al wish list: 1) La tierra gira alrededor del sol y no al revés (Copérnico); 2) El hombre desciende del mono (Darwin); 3) Animales sexuales reprimidos (Freud); 4) Platón es un plasta (Dalí)… un genio, Eugenio Salvador Dalí.
Dijo Dalí: Si en el mundo hubiese veinte Dalis, cuarenta Picassos y cuarenta Einsteins el mundo sería prácticamente inhabitable. Lo que daría porque ese mundo haga tangencia con el nuestro y me pueda escapar, de una vez para siempre, hacia él.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Sé que Antonin Artaud ha "visto", en el sentido en que Rimbaud y aún antes Novalis y Arnim había hablado de "ver"...El drama es que la sociedad a la que cada vez nos honramos menos de pertenecer persiste en considerar como un crimen inexpiable que un hombre haya pasado "al otro lado del espejo". En nombre de todo aquello a lo que me siento más que nunca, aclamo el regreso a la libertad de Antonin Artaud en un mundo donde la libertad misma está por rehacerse; más allá de todas las denegaciones prosaicas doy toda mi fé a Antonin Artaud, hombre de prodigios; saludo en Antonin Artaud la negación desesperada, heroica, de todo lo que morimos por vivir."

André Breton

Alex De Large dijo...

Hablé de surrealismo y no cite a Breton, lo cual responde a una plena ignorancia de mi parte. Destruir la psiquis humana es uno de los planteos mas interesantes que hay. Sin embargo, entramos en esos amorfismos metalogicos de Wittgenstein donde mas haya del conjunto no hay nada. Romper la psiquis humana es como quitarle el corazon al cuerpo.

Alex