martes, 13 de enero de 2009

Que sea la voluntad del Señor

Primer acto:

Segundo acto:

El suceso, que genero la conmoción de los vecinos tuvo condenas de todo tipo: "Los jóvenes no respetan nada, más allá de que pueden o no creer en la Virgen, destrozan todo, ya no les importan las plazas, los monumentos ni las edificaciones que forman parte del patrimonio de la ciudad". La ortodoxia cristiana también se manifestó: "Creo que es un hereje, una obra de gente que odia a María y que desprecia a los demás. Seguro estaban drogados, porque a esta plaza la usan para eso".
Sin embargo, el conflicto dejo de ser entre iconoclastas prácticos y pueblo que venera simbolos. Grupos reaccionarios "onda verde" alegaron que: " En vez de lamentar la pérdida de una especie viva como lo es un árbol, lamentan lo de la supuesta "virgen". Mejor que le recen a la virgen para que se detenga la deforestación del Amazonas, sino vamos a morir todos ahogados por las inundaciones."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Alex, una pregunta personal: "Donde acaba el loco, donde empieza el genio?"

Alex De Large dijo...

Justo en Pampa y Cramer!

Saludos!