lunes, 20 de noviembre de 2006

Lucas-Mankiw-Nestor (The bizarre love triangle).

En los modelos Keynesianos, los shocks nominales tienen efectos reales porque los precios nominales tienden a ser rígidos. Un aumento en el valor promedio de la inflación genera que las firmas sean propensas a ajustar sus precios mas frecuentemente con el fin de mantenerse en sintonía con la suba generalizada. Por lo tanto, frecuentes variaciones en el nivel de precios implican que estos ajustan mas rápidamente a shocks nominales, dando como resultando que dichos shocks tienen resultados reales menores.
¿De donde sale esto? De una reinterpretacion de la idea de Lucas (73): Individuals were assumed to be more aware of the prices of the goods they produce than they are of the prices of the goods they purchase. They therefore tend to confuse movements in the overall price level(which should not matter) with movements in relative prices (which should matter). An unanticipated inflation leads individuals to infer that the relative prices of the goods they produce are temporarily high, which induces them to increase the quantity supplied. This story thus implies that output depends on the deviation of inflation from expected inflation. In this way, the assumption of imperfect information was used to generate the expectations-augmented Phillips curve of Friedman and Phelps.
Luego, Mankiw nos dice: Lucas an later authors show that countries with highly variable aggregate demand have steep Phillips curve. That is, nominal shocks in the countries in the countries have little effect on output.Lucas inteprets this finding as evidence that highly variable demand reduces the perceived relative price changes resulting from nominal shocks. We provide a Keynesian interpretation of Lucas's result:more variable demand, like high average inflation, lead to more frequent price adjustment.
A diferencia de la mayoría de los problemas en la historia económica que proponían como rigidez central los salarios nominales a la baja, la coyuntura actual nos ubica en un problema aun más grande, a saber, la rigidez en el sistema de precios. Puesto de otra manera, la idea es poner en eterna estática el salario real. Existe una mayor cantidad de billetes necesaria para acompañar el crecimiento del producto, y eso por tanto se ve reflejado en el nivel de precios. Pero el punto saliente del modelo, si es que lo hay, es análogo a una bomba de agua, y cuando esta sale a la superficie se trata de tapar con lo primero que se tenga al alcance de la mano. Se busca precisamente no caer en el escenario de Lucas o el de Mankiw, en el hecho de que los agentes precisamente dejen de confundir un aumento de precios relativos con uno general, de caer en ajustes mas frecuente de precios, de aumentar las expectativas inflacionarias al infinito. Todo eso, maso menos dice lo mismo, trata de poner en evidencia de que en cualquiera de esos escenarios, la política de bombeo de demanda por parte del gobierno pasaría de ser de muy efectiva a estéril.
Como sostiene Vladimir Werning: Puede haber microdistorsiones, como el control de algunos precios o restricciones a las exportaciones, pero salvo que se intensifiquen, las ganancias seguirán siendo el principal motor de la inversión y continuarán aliviando las ansiedades desde el lado de la demanda. Pero la apuesta suena un tanto fuerte, simplemente que la estabilidad macroeconómica dependa de los beneficios microeconomicos demuestran que el modelo carece de fundamentos, o al menos, de un sentido común algo desarrollado.
Claudio Irigoyen, al mismo tiempo, sostiene que la inversión esta registrando unos buenos niveles, pero cuando uno se sumerge dentro de ella para ver en que sectores se esta invirtiendo, te das cuenta de que la construcción se lleva aproximadamente la mitad. Nose, me suena de que no la estamos poniendo en maquinas ni en computadoras, y viendo los números del índice de costos de la construcción, me parece otra apuesta muy arriesgada, por ser poco diversificada.
No te puedo dar una conclusión, son demasiados temas y acá solo trato de repasarlos como para no olvidarme, la suerte parece estar un tanto echada al menos para este extraño triangulo.

3 comentarios:

Ulises dijo...

El problema pasa,me parece a mi, por las instituciones y la seguridad jurídica. Funciona la política de DA pero tiene un límite, y es donde entra a jugar la expansión de la OA. Esto ultimo no es sino con INVERSION, pero en máquinas, no en celulares.
Me da la impresión de que damos vuelta al rededor de lo mismo: el gobierno tiene la obligación de convencer al sector privado para que invierta. Precios acordados indefinidos no son la solución.
Saludos

Iluminatios dijo...

Ulises: Pues yo creo un poco lo mismo. Es uno de los tantos factores que afectan al hombre economico. Por ejemplo, el movimiento surgido en los noventa por parte de D. North. Hay algo asi en economia que se llama "la regla", y que se resume en la creacion de mecanismos claros para el proceso de toma de decisiones: Guillermo Calvo tiene un paper donde concende la idea de que los resultados de la inversion son muy distintos al "yo te prometo" vs "una regla establecida". La convertibilidad se trato un poco de eso (digo, establecer un tipo de cambio fijo por ley!), la separacion del Banco Central, que aunque este hoy un poco caduca respecto a su funcion objetivo, se mantiene dentro de todo en limites aceptables. Con respecto a tu posicion, prometo la utopia: hay que romper con el "flying to quality".

Saludos!

Anónimo dijo...

Your style is very unique compared to other folks I have read stuff from.

Many thanks for posting when you've got the opportunity, Guess I'll
just bookmark this site.

Look into my web blog Louis Vuitton Purses