lunes, 30 de julio de 2007

El precio de un vientre.

Es cierto, los economistas tenemos un cero en ética. De todas maneras, cualquier persona que haya leído la ética Kantiana, me podrá explicar donde reside el imperativo categórico de nuestras acciones morales. En fin, lo que quiero es explicar porque según la teoría económica, alquilar un vientre es optimo.
Los dos agentes involucrados (el que le paga a la mujer para que engendre un hijo y la mujer que recibe el dinero a cambio de engendrar) resuelven la mejor manera de realizar el acuerdo. Para la mujer, es optimo recibir un dinero a cambio de alquilar su vientre. Para el hombre (o una pareja) es optimo pagar esa cantidad para tener un hijo.
En definitiva, la teoría microeconomíca nos ubicaría en un optimo Paretiano. Cualquier restricción que exista para realizar dicha transacción no será eficiente (desde el punto de vista economico) porque se estaría clausurando un mercado, que al existir (y de hecho existe) hace mas feliz a las partes.
Inclusive, me imagino que aun siendo ilegal, el mercado existiría, pero seguramente estaría mas restricto y tendríamos un precio de equilibrio mucho mas alto.
Finalmente-para los que le gusta los problemas con información asimétrica-la mujer que cede su vientre podría entregar un monton de certificados para evitar problemas futuros de orden genético que pudiera acarrear el niño, de esta manera, nos evitamos un market for lemmons.
Claro, para que todo esta sea posible, deberíamos dejar de lado cuestiones éticas, algo que la economía todavía no pudo reconciliar de manera optima.

2 comentarios:

Gustavo dijo...

La economía no hace juicios éticos porque no le compete, además las normas éticas y morales carían de sociedad en sociedad. El Corán prohibe prestar dinero cobrando interés (me enteré cuando American Express lanzó una tarjeta de crédito que no cobra interés, solo una cuota fija mucho más alta).
Si ya hay tanto quilombo entre heterodoxos y ortodoxos, neo keynesianos y neo clásicos, etc, etc sobre como maximizar el bienestar material de la gente, imaginate si además de eso tuvieran que encargarse de cuestiones morales...
Hablando de mercados ilegales que igual existen, mira el mercado de donantes de órganos, es un negocio internacional que opera en las sombras. Cuanto más seguro, cuanta más gente tendría acceso y a qué menor precio a los órganos si se liberara ese mercado (estudio economía...mientras los intercambios sean voluntarios, la ética no me jode).
Saludos

Alex De Large dijo...

Gustavo: Excelente lineas. Yo creo que si; la economía hace juicio éticos y lo primero que se me viene la a cabeza son las los criterios sociales de Rawls, aunque debo reconocer, no conozco mucho del tema. En definitiva, no habría que olvidar que la economía tiene que estar al servicio del bienestar de la gente, lo cual te obliga a una ética propia. Inclusive pecando de relativismo moral que vos señalas, hay una tendencia a la universalizacion de una ética común en el mundo, sin que una sea mas verdadera que otra, sino que simplemente hay éticas mas imperialistas que otras.
También opino lo mismo respecto a tu punto de los mercados ilegales. Sin embargo, me gusta ir un poco mas allá y analizar "racionalidad y libre albedrío". ¿Cuan racional es una mujer que alquila su vientre para saciar las necesidades básicas? A la teoría económica se le escapa eso, pues si simplemente diéramos un mínimo de consumo necesario, los resultados que podríamos encontrar serian diametralmente opuestos a los que vos y yo planteamos. En otras palabras, la racionalidad funciona garantizando cierto "background" social, me parece. Pensá en esto y lo discutimos: Sin considerar cuestiones presupuestarias, ¿que es mejor para un individuo? ¿un boucher de $100 pesos que solo compra comida o $100 pesos en efectivo?
Atentamente

Alex