martes, 15 de julio de 2008

Sin mucha vuelta, estoy con Kirchner.

Nosotros ya expresamos nuestra postura sobre este delicado asunto que recae en estos tiempos. Aquí lo dijimos con sentimientos nobles que envuelven a una república prospera. Pero ahora nos toca la otra versión, la oscura, la poco ortodoxa.
Hay un no saber rondando en el ambiente. Vamos a Palermo, salimos con cacerolas y repudiamos al gobierno local. No entendemos bien si pedimos que nos traten con dignidad, que bajen las retenciones o que las suban, que Cristina deje de manipular el poder clientelar, que los K se alejen de esos seres detestables (que para no herir su sensibilidad, les decimos sindicalistas) que le roban la plata y se enriquecen a consta de la clase trabajadora. Sin embargo, estoy estoy seguro que se trata de oponerse por oponerse. No sabemos bien que no nos gusta de este gobierno, pero evidentemente hay algo que no nos cierra y la oportunidad agraria es el principal canal de expresión de la bronca. Podría haber sido otro asunto, faltaba la oportunidad: la crisis con el campo fue la voz de una disgustada sociedad que entiende poco y rara vez sabe lo que quiere.
Ahora bien, señores, dejen a los Kirchner gobernar. Y por eso hoy soy Kichnerista. ¿Por qué?
Si el gobierno cede, lo único que se vendrá será un aluvión de pedidos sectoriales reclamando beneficios o menos presión tributaria. Luego, como suele suceder en la Argentina, se confunde concesión con debilidad. Llegaran los sindicatos, los gremios, los actores, los futbolistas, la liga de amas de casa, los genocidas del setenta, etc. Cualquier cosa se pide cuando es el momento propicio para pedir. Lo único que veo en este escenario es una fuerte amenaza a mi amada pax.
Si el gobierno no cede, se planta, y asusta, se mantiene la paz. ¿Este es el costo de la misma? ¿Hay que conformarnos con tan poco? Miremos un poco y veremos que si, esto es mucho. Los sueños de una gran república y el desarrollo constante que nos ubiquen en un set de países serios es algo realmente encantador. El debe ser es aquí y hoy, pragmático. Los países de esta envergadura son incapaces de adaptarse a los cambios. Si la clase media busca golpear (en el sentido más noble del término) , genera caos. Pero ha demostrado una total incompetencia para capitalizar ese caos en un nuevo orden. Carrio: noble y puro, irrealizable bajo el esquema sindical actual; Duhalde, Saa, De la Sota: more of the same. Entonces, Nestor Kirchner es el político del siglo XX, es el líder que un país como este necesita: es ese líder Weberiano que mantiene el status qou, la pax. En otros términos, ss el Kirchnerismo la única fuerza actual que puede mantener el sistema de fuerzas polarizantes en reposo.
To conclude, los que sostienen las simpáticas banderetas en el acto de Palermo se sentirán sumamente traicionados si el caos que vayan a crear se les hace inconscientemente incapitalizable. Si en este país, es más terrible que te corten el cable y eso es una cuestión de estado (mientras que la desnutrición, la marginalidad, la criminalidad, el narcotráfico, el valor institucional, el orden, etc rara vez ocupan nuestra agenda) vale más el sujeto pragmático que el iluso soñador.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Si Kirchner es el lider salvador que guia. Como lo fueron Rosas, Hirigoyen y Peron. El problema es que son seres humanos como todos y un dia se levantan con hemorroides y te arman el despelote como el del campo y retrocedes veinte casillas y al final pierden, abandonan con Urquiza, los derroca Uriburu se toman la cañonera y que dejan nada. Volver a empezar. Por eso los paises serios que nombras se sacaron de encima estos salvadores mesianicos y se basaron en la ley y los derechos individuales.

Alex De Large dijo...

Este pais no sabe ni supo gobernarse con la ley y los derechos individuales, porque no estuvo maduro para asumir semejante responsabilidad. Ponedla y lo unico que tenemos son empresarios negreando y pidiendo ganancias correlativas al riesgo pais; sindicalistas corruptos; burocracia estatal e ineficiente; gobernadores feudalistas que abusan del poder clientelar... etc...

¿Como revertirloo?? Dudo que otorgando ese lujito que lleva años construir. No soy un idealista.

ale dijo...

Estimado 'Drugo' (droogs)
Como ya en mucho de los últimos debates en cuanto al rumbo de Argentina me encuentro EN CONTRA de ambas partes.
No creo en la "mano invisible" neoliberalista, estoy absolutamente a favor de la educación y salud publica, mi país más que nunca precisa una redistribución de las riquezas y muchas otras infinitas razones puedo citar para un SI A LAS RETENCIONES.
El NO A LAS RETENCIONES lo sustento en primer medida con la desprotección del pequeño productor quién como muchos de nosotros no sabe como llegar a fin de mes. Ante esto alquila su propiedad a un 'pool' o a un terrateniente más poderoso y no genera otra cosa más que una mayor concentración de poder y dinero.
En segunda medida, un tanto prejuiciosa pero justificada a razón de historia, es el miedo a la reiteración de la demagogia peronista de dádivas y compra de votos a los sectores más carenciados e ignorantes.

Lo que escribo es "un poco más de lo mismo" pero me pareció válido y aportador al post.

Abrazo

Robinson dijo...

Costosa paz la nuestra... avísele a la gente del embi, que la casa está en orden... parece que no se enteraron.

Acá hace rato que la discusión dejó de ser por plata. El congreso está abdicando ante el poder ejecutivo. Es lamentable.

Hay que terminar con el mito de los presidencialismos fuertes, y de que la oposición carece de gobernabilidad. Al parecer ya la tienen, se sumaron a sus huestes los primeros sindicalistas y líderes de organizaciones sociales.

Anónimo dijo...

Si las clases medias no saben lo que quieren, el gobierno quiere lo que no sabe.

Alex De Large dijo...

Todas los comentarios expuestos por ustedes son realmente de un muy buen nivel. Han hecho aumentar la riqueza del post considerablemente.