lunes, 7 de mayo de 2007

El misterio del perro que no ladra

En este articulo del sorprendente suplemento económico del Domingo (donde juntó a Phelps y Krugman) habla sobre la industria Inglesa. No se entiende muy bien, sostiene el argumento, por que los sindicatos de la industria no levantan quejas ante el continuo aprecio de la libra de la esterlina. Creo que hay dos motivos, uno lo dicen en la nota y otro lo agrego yo.
Primero, la proporción total que aporta la industria al producto Británico ha ido disminuyendo con el paso de los tiempos. Ya no es la Inglaterra de principios del siglo XX ni nada que se le parezca.
Segundo, en el mediano plazo, la producción no depende factores como el tipo de cambio. Los países industriales tienen en el aparato productivo reposando sobre factores sólidos, tales como la productividad total de los factores. Así por ejemplo, una fabrica ubicada en las afueras de Londres puede resistir sin mayores inconvenientes periodos de apreciación monetaria.
Conceptualmente es parecido al tema de China, donde todavía hay gente que pide que revalué su moneda, como si esto fuera a tener efectos reales en una economía súper potente.

3 comentarios:

Enrique dijo...

Sí, curioso... de todos modos, nadie está a salvo de la tercerización. Una economía sin industrias puede sufrir fuertemente con un tipo de cambio alto si todo se manda a la India o a Europa Central.

Alex De Large dijo...

Enrique. El tema que tocas me parece mas del post anterior que menciona a Rodrick. Yo creo que seguido de esta politica de outsourcing, debe seguirle un estudio minucioso de una politica publica que tienda a la redistribucion. En palabras mas sutiles, un mecanismo tal que termine ajustando las cuentas para aquellos sectores que se perjudican de una apertura total del comercio.

Enrique dijo...

De acuerdo. El tema es que muchas veces la realidad va más rápido aún que los estudios... El desafío es generar personas que estén en condiciones de competir en estos escenarios cambiantes, manteniendo, por supuesto, su calidad de vida y espacio vital más allá del trabajo... suena bastante utópico pero me parece que hay que pelearla por ese lado. slds.